La tecnología domótica KNX

La tecnología domótica KNX es un protocolo para el control del hogar en el que se incluyen el manejo de la iluminación, la calefacción, las persianas y mucho más. Un servicio integrador de KNX puede funcionar como el internet de las cosas para los edificios.

¿Cuáles son sus principales ventajas?

KNX se ha convertido en el estándar para la automatización del hogar, ya que en la actualidad es el único sistema que cumple con todos los requisitos de las normas europeas e internacionales para la domótica. De ahí la importancia de un buen integrador de KNX para el hogar.

Se puede decir, pues, que la principal ventaja del KNX es que se trata del estándar internacional, por lo que nos garantizamos el control más seguro de la casa y el edificio. Sin ir más lejos, contamos en su uso con la garantía de la certificación neutral de alta calidad del producto.

La tecnología KNX puede ser usada para todas las aplicaciones y es tan versátil que se adapta perfectamente a todos los edificios. No en vano, hablamos de un sistema que soporta diferentes modos de configuración y varios medios. Hasta el punto de poder ser acoplado a otros sistemas.

Es por eso que el proceso de certificación KNX nos asegura que diferentes productos de distintos fabricantes operen y se comuniquen entre sí aunque sean utilizados en varias aplicaciones diferentes.

La versatilidad del integrador de KNX posibilita entonces un alto grado de flexibilidad en la modificación y/o ampliación de las instalaciones tanto en la vivienda como en el edificio en general.